domingo, 4 de octubre de 2015

A veces quiero ser madre.

A veces quiero ser madre.

Desde hace poco más de un año, 
siento la llamada en mi interior, 
el deseo de que tu existas, 
de gestar una vida
y llenar la mía con tu presencia. 

A veces quiero ser madre.

Te he soñado,
hasta a veces creo que te he sentido.
Una fuerza dentro de mí,
me impulsa a pensar que yo podría ser madre.

A veces quiero ser madre.

En los duros meses que disfrute de mi madre, 
exprimiendo cada segundo que compartíamos, 
cada llamada telefónica, 
cada secreto compartido, 
cada conversación profunda,
sentí más fuerte el vínculo que nos unía.

A veces quiero ser madre, 
y ya no sé si es por mí,
por que tú existas
o por la necesidad de un vínculo, 
tan grande como el que a nosotras nos unía.

Lo descubrí tarde, 
disfrutamos muy poco tiempo juntas, 
pero nos amamos tanto, 
que siempre estará en mi corazón,
tendré su presencia grabada en mi alma. 

A veces quiero ser madre.

Tengo muchas dudas pero
aprendí tanto de mi madre,
aprendo tanto de las madres,
que quiero ofrecerte lo que sé.

A veces quiero ser madre.

A veces siento que mi situación es un problema,
que mi independencia un obstáculo,
que mis miedos e inseguridades,
son más fuertes que mis deseos.

A veces quiero ser madre.

Y me doy cuenta que nada importa,
que todo eso son excusas,
que hay que luchar por cumplir los sueños,
buscar la forma de lograr deseos.

A veces quiero ser madre.

Y voy buscando caminos,

hasta encontrarme contigo.
Publicar un comentario