domingo, 24 de octubre de 2010

Violeta y la risa

"Hubo un día en que las personas, ocupadas en mil cosas dejaron de creer en la existencia de las hadas, ese mismo día nació Violeta, una hada muy aventurera, pequeñita y regordeta, que de mayor cruzó el jardín de las hadas para jugar, correr y esconderse entre las arrugas del rostro de las personas, con sus diminutas patitas correteando por nuestro rostro nos hace sonreír sin saber porque lo hacemos"
Publicar un comentario